Medio Rural
Inicio >> Áreas >> Ganadería >> Razas autóctonas >> Canina >> Guicho o Quisquelo
Escoitar arquivo de voz Pdf Imprimir

Guicho o Quisquelo

Ficha técnica
Nombre: raza Guicho o Quisquelo.
Otras denominaciones incorrectas: coelleiro.
Área de origen: zona centro de Galicia.
Aptitudes: cazador especializado en la caza del conejo de monte de Galicia.
Ferias donde se puede ver: Silleda (Feria Internacional Semana Verde de Galicia), Luíntra (EXPOCAN) y la feria de Vilalonga (Sanxenxo).
Club de la raza: Club de Raza do Can Guicho o Quisquelo.

Historia y origen de la raza
De origen indoeuropea, posiblemente sea una de las razas más antiguas de la Península Ibérica, traída probablemente por los pueblos precélticos atlánticos y los celtas, junto con el resto de las invasiones nórdicas y germánicas (suevos, bretones/britanos, visigodos y normandos); debido a sus grandes semejanzas y origen común, probablemente esté emparentado con el Västgötaspets sueco o Perro de los Visigodos, así como también con los Corgi Galeses, Cardigan y Pembroke.

En este sentido, hay que señalar que ya en tiempos precélticos, en la Edad de Bronce, los Oestrimnios mantenían relaciones marítimas comerciales con Irlanda, oeste de Inglaterra (Britannia), Bretaña (Armórica), Países Bajos y Dinamarca. Era la vieja ruta megalítica; con la explotación del estaño de los montes y el oro de los ríos, se estableció un comercio en el que se exportaba estaño, cobre, oro, plata, pieles y cerámica. Así, piezas de la metalurgia gallega (armas, objetos utilitarios, joyería de oro y bronce) fueron encontradas en toda la costa atlántica.

En relación con este tipo de perros, los celtas de la zona del País de Gales y Cornualles (britanos) los utilizaba para la cacería y apreciaban mucho sus dotes de inteligencia y vigilancia, por lo que lo admitían en sus casas y le confiaban la custodia de sus niños.

Área de origen y distribución
Su origen se extiende por toda el área noroccidental de la Península Ibérica, en montañas de 600 m a 800 m sobre el nivel del mar, en zonas de monte con espesa vegetación arbustiva del tipo tojo, urce, carrasca, carpaza, codesos o gesta, que conforman un monte bajo, muy cerrado, quebrado y arborado.

Actualmente, se distribuye fundamentalmente por todas las zonas de conejo de monte de Galicia, en las provincias de Pontevedra (Silleda, Lalín, Rodeiro, Dozón y Agolada, entre otros), Ourense (Oímbra, Verín o A Mezquita), encontrándose también de manera esporádica algunos ejemplares por la zona centro de las provincias de Lugo y de A Coruña. Los buenos ejemplares en pureza no abundan, siendo muy solicitados y requeridos por los cazadores, por lo que, dadas sus características como cazador y lo solicitado que está, quien posee un bueno ejemplar no suele prodigarse en extender sus descendientes, por el deseo de disponer de los mejores perros de caza de la zona.

Función zootécnica
Perro de caza, principalmente del conejo. Dotado de un gran coraje por lo que también persigue al zorro. Puede ser empleado también para la detección del jabalí.

Prototipo racial
1.- Características generales
Aparencia general
Animal de tipo lupoide (Mégnin P., 1897), de perfil recto, de pequeño tamaño, de unos 30-42 cm. en la cruz, mesomorfo, harmonioso en sus proporciones, con las orejas erguidas, de donde toma el nombre (Guicho). Las hembras son ligeramente más menudas y de proporciones más longilíneas.

Temperamento y comportamiento
Presentan un carácter inquieto y vivaz que, junto con su rusticidad, combatividad, bravura, coraje, agilidad, resistencia y tenacidad sobre lo terreno gallego (es un perro totalmente adaptado a los tojos, zarzas y monte bajo) y su particular forma de agujerear las tojeras, lo hacen inmejorable en la caza del conejo de monte en Galicia, donde otras razas no son quien de trabajar; puede ser empleado en ocasiones para encontrar y levantar de la cama al zorro y, incluso, al jabalí, siendo por ello enormemente valorado por los cazadores.

Animal silencioso en la búsqueda de la caza, en el momento de encontrar el rastro reciente y fresco, muy próximo al conejo, avisa de una forma sonora característica, junto con los típicos movimientos ostensibles y muy rápidos del rabo.

2.- Características regionales
Cabeza
La cabeza es de tamaño medio y bien proporcionada con el resto del cuerpo, en su forma y aspecto recuerda, en ocasiones, al zorro, con una expresión vivaz e inteligente. Cráneo ancho y plano entre las orejas. La depresión frontonasal es clara pero moderadamente marcada, el hocico se reduce gradualmente hasta la nariz, siendo algo más corto que el cráneo. Nariz normal. Los labios son normales, con tendencia a ser muy apretados y la mordedura es en tijera. Los ojos son medianos, ovalados y de color en relación con la capa.

La característica más destacable es que presentan las orejas totalmente erguidas (guichas), esta característica se hace aún más evidente en el momento de la caza, que es su gran pasión; son de mediano tamaño, afiladas, rígidas hacia las puntas, móviles y recubiertas de pelo muy fino.

Por otra parte, de vez en cuando , aparecen algunos ejemplares con las orejas poco levantadas, lo que no es deseable, así como también con unos defectos muy graves como son los prognatismos y enognatismos, los exoftalmos y los perfiles cóncavos y convexos, que no son característicos de este tipo de perros y sí de otras razas foráneas.

Cuello
Presenta un cuello de buen porte, musculoso, de tamaño medio y proporcionado con la cabeza y con el cuerpo del animal.

Tronco
El tronco es compacto, harmónico. La línea dorso-lumbar no debe ser demasiado alargada, siendo recta y ligeramente descendente, sin formar concavidad; con el dorso recto y musculoso, con un lomo corto y fuerte. Grupa corta, fuerte, ancha y poco caída. Tórax amplio, profundo, con costillas redondeadas, con un perímetro torácico que suele exceder en un cuarto la alzada a la cruz. Vientre no voluminoso, que se recoge levemente hasta las virillas. El rabo normalmente lo lleva bajo u horizontal, levantándolo cuando está en acción pero sin enroscarlo.

Extremidades
Las extremidades deben ser rectas, fuertes, bien verticales y derechas, proporcionadas tanto en longitud como en grosor al tronco y al resto del animal, dando en conjunto la impresión de armonía que caracteriza estos animales. El pequeño tamaño no va en contra de la armonía en sus formas y del conjunto general del animal.

Hace falta subrayar que este animal no es en absoluto acondroplásico por lo que, si lo fuere, se considera un defecto muy grave, del que hay que huir, ya que, además de ser una característica indeseable, es un síntoma de influencia de razas foráneas.

En las extremidades anteriores la escápula debe formar un ángulo de 45º respecto del plano horizontal y con el brazo forma una inclinación de 90º. Los codos están bien implantados y adheridos a las costillas, con libertad de movimientos. Patas lo más derechas posible. Los pies son de tamaño pequeño, cortos y ovalados, con almohadillas plantares fuertes y bien redondeadas. Uñas cortas y duras.

En las extremidades posteriores la nalga fuerte y flexible. Pernil musculoso y ligeramente más largo que la distancia del jarrete al suelo. Los jarretes son derechos y paralelos. Estructura ósea fuerte. Los pies son de tamaño pequeño, cortos y ovalados, con almohadillas plantares fuertes y bien redondeadas. Uñas cortas y, en ocasiones, algunos ejemplares presentan espolones, o sexta uña, en las extremidades posteriores.

Movimiento
Sueltos, activos y rápidos.

Manto
Capa (color): en el referente a las capas (colores), se encuentran prácticamente todas desde las arenas, amarillas, canelas, chocolate o hígado, normalmente con un color uniforme o también bicolores y tricolores; en estos casos, muestran las otros colores en las extremidades, cuello, hocico y/o cara (hígado-canela, negro-canela, arena-blanco, negro - canela - blanco), así como también ejemplares alobados (pelos de color amarillo y, en las puntas, negros), atigrados oscuros o grises, con pelo de cobertura oscura en el dorso, el cuello y las costas, descendiendo hacia las costillas; zonas de gris claro o amarillas en el hocico, garganta, pecho y pies. Las particularidades blancas se localizan fundamentalmente en las extremidades y en los dedos, en el pecho, cuello, cara, hocico y borlón del rabo. Según informan los criadores, los que tienen la capa alobada al nacer presentan inicialmente una tonalidad violeta que cambia con el crecimiento.
Pelo: el pelo es denso, tupido y de longitud media, en ocasiones se encuentran animales con un pelo de cobertura algo más largo y con subpelo, siendo preferidos por algunos cazadores, por estar mejor protegidos frente a las heladas del alba.

Tamaño y peso
Alzada a la cruz: machos de 34-42 cm.; hembras de 30-38 cm.
Peso: machos 8-12 Kg.; hembras 6-10 kg.

3.- Faltas
Cualquier desviación de los criterios mencionados se debe considerar una falta, siendo la gravedad de esta proporcional al grado de desviación respeto del estándar.

4.- Defectos
Origina la disminución más o menos acusada de alguna función determinada del animal, que puede ser total, parcial o regional, dependiendo del grado en el que se vea dañada la aptitud esencial del animal (cojeras en extremidades, ablaciones o mutilaciones en orejas y rabo, ausencia de piezas dentarias por extracciones y traumatismos en ojos con pérdida de visión, entre otros).

5.- Faltas o defectos descalificables
Son aquellas características que no se ajustan a los criterios mencionados en el estándar de la raza, y son excluyentes por sí mismo; dependientes de un componente genético que acerca unos caracteres no contemplados, ni deseados, en el prototipo racial. En este sentido, es importante excluir la presencia de animales con anomalías psíquicas y con defectos anatómicos y/o de tipo, ligados a genes indeseables, como pueden ser las inestabilidades o desequilibrios de carácter anormales, con agresividades extremas sin provocación ninguna, la epilepsia, la ausencia de algún testículo en las bolsas escrotales (monorquidia y criptorquidia), la displasia de cadera, el enanismo acondroplásico, la atrofia progresiva de la retina, los ejemplares con prominencia excesiva del globo ocular (exoftalmia), los cierres incorrectos de las arcadas dentarias (prognatismos y enognatismos), la ausencia de más de dos premolares y los albinismos, entre otros.

Guicho ou Quisquelo

Ficha técnica (3 Mb, versión en gallego)

Normativa (30 Kb, versión en gallego)

English version

Versão en português


© Copyright. Consellería do Medio Rural. Xunta de Galicia. Todos los derechos reservados. Aviso Legal    Le atendemos
RSS