Noticia

Compartir

Galicia y las demás comunidades cantábricas evaluarán la propuesta de *ecoesquemas de la PAC que presentará el Ministerio de Agricultura

La Xunta valora el carácter receptivo y colaborador del Gobierno Central, pero insiste en demandar que estas ayudas ambientales contemplen las particularidades de la España húmeda

Además, Galicia considera que esos requisitos no pueden ser exigencias adicionales para los agricultores y ganaderos, que en el caso gallego ya están haciendo una custodia del territorio por la vía del cultivo de su base territorial

Santiago de Compostela, 21 de julio de 2021.- Galicia y las demás comunidades autónomas de la Cornisa Cantábrica (Asturias, Cantabria y País Vasco) analizarán al por menor la propuesta de ecoesquemas que presentará el Gobierno Central y realizarán los alegatos oportunos para defender los intereses de nuestros agricultores y ganaderos y para garantizar que estas ayudas ambientales contemplen las particularidades de la España húmeda.

Así lo acordaron esta mañana los representantes de estas autonomías en la reunión por videoconferencia con el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, sobre Arquitectura Ambiental del Plan Estratégico de la PAC. En esta reunión participó, por parte gallega, una delegación encabezada por el secretario general técnico de la Consellería de Medio Rural, Nicolás Vázquez.

El representante de la Xunta hizo un balance positivo del encuentro, por cuanto el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) -que se comprometió a presentar su propuesta a las comunidades autónomas- se mostró en principio receptivo y colaborador, con respeto a las demandas de la Cornisa Cantábrica.

Las dichas autonomías del Norte de España piden, entre otras cosas, la inclusión de nuevos ecoesquemas adicionales a los propuestos por el MAPA, más adecuados para la España húmeda, y también que se introduzcan, de manera transversal, un complemento vinculado a la prevención de incendios, la extensión del complemento previsto para las superficies en Red Natura a las zonas con limitaciones naturales o una modulación de la ayuda por estratos de tamaño, entre otras correcciones.

En relación con estas aportaciones de la nueva PAC, con las que Europa quiere fomentar las prácticas ambientalmente sostenibles, Galicia considera que esos requisitos no pueden ser exigencias adicionales para los agricultores y ganaderos, que en el caso gallego ya están haciendo una custodia del territorio por la vía del cultivo de su base territorial. Lo hacen, además, para luchar contra el abandono, uno de los grandes retos que enfrenta el campo gallego. Por eso, se defiende que el diseño a nivel español tiene que recoger ecoesquemas que se adapten a los sistemas productivos característicos de Galicia y la Cornisa Cantábrica.