Noticia

Compartir

La Xunta colabora en el análisis del impacto en el suelo del incendio registrado en la localidad abulense de Navalacruz

Investigadores del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, dependiente de la Consellería de Medio Rural, se desplazaron hasta la zona para evaluar la severidad del fuego y su impacto en el suelo y en el incremento del riesgo de erosión

Estuvieron supervisando especialmente las zonas de sierra con alto potencial de aumento del riesgo hidrológico-erosivo, junto con profesionales de la Universidad de Valencia o de la Universidad portuguesa de Aveiro

Desde 2018, el CIF de Lourizán participa en un proyecto europeo con distintas instituciones españolas, portuguesas y francesas mostrando como usar una metodología de acción urgente para la mitigación del riesgo de erosión tras los fuegos

Santiago de Compostela, 18 de septiembre de 2021.- Un grupo de investigadores del Centro de Investigación Forestal (CIF) de Lourizán, dependiente de la Consellería de Medio Rural, se desplazó estos días para colaborar en la evaluación de la severidad del fuego registrado en agosto en Navalacruz, provincia de Ávila, y su impacto en el suelo y en el incremento del riesgo de erosión. Así, estuvieron supervisando especialmente las zonas de sierra con alto potencial de aumento del riesgo hidrológico-erosivo, junto con profesionales de la Universidad de Valencia o de la Universidad portuguesa de Aveiro, participantes todos ellos en el proyecto europeo EPYRIS (SOE2/P5/E0811).
Desde el año 2018, el CIF de Lourizán participa en la referida iniciativa comunitaria con diferentes instituciones españolas, portuguesas y francesas y colabora mostrando como usar una metodología de acción urgente para la mitigación del riesgo de erosión tras los incendios forestales. En este marco surgió esta colaboración en los trabajos del incendio registrado en Navalacruz. Así, los investigadores de Lourizán mostraron su sistema de trabajo en campo para delimitar las áreas más afectadas, basándose en un análisis del grado de afección de la vegetación y en el suelo. En esa línea, se localizaron puntos de muestreo dentro del área quemada para validar el daño en la vegetación obtenido a través del cálculo de índices espectrales.
En este sentido, cabe señalar que los fuegos forestales crean un paisaje heterogéneo en el que el nivel de afección es muy variable y, por tanto, también sus impactos. Para evaluar el daño del fuego sobre la cubierta vegetal se emplean, normalmente, los índices espectrales a partir de satélite, que son muy útiles pero no proporcionan información fiable sobre el suelo. Toda vez que este estrato es precisamente lo que puede causar problemas de enterramientos o contaminación en los cursos de agua, las investigaciones del CIF de Lourizán se centraron en estos últimos años en desarrollar un sistema práctico y ágil de evaluación de la severidad del fuego en el suelo que refleje los cambios producidos por este y que, además, tiene una correlación muy estrecha con las pérdidas del suelo.
Precisamente, este sistema de evaluación es el que se está empleando con éxito en Galicia desde el año 2013 para la selección de las áreas de intervención urgente tras los fuegos, con el fin de evitar las pérdidas de suelo por erosión. Esta metodología de trabajo no existe en otras comunidades autónomas o en otros países próximos con esta misma problemática, de ahí que se solicitara la colaboración de esta entidad gallega.
El grupo de investigación sobre fuegos forestales del Centro de Investigación Forestal de Lourizán tiene una larga experiencia sobre el análisis del impacto de los fuegos forestales en los suelos y sus daños colaterales como el riesgo de erosión. Esta experiencia está avalada por su participación en diferentes proyectos nacionales e internacionales y por la publicación de numerosos artículos en revistas especializadas.