Noticia

Compartir

La Xunta y el Ayuntamiento de Ribeira de Piquín evalúan la implantación de un polígono agroforestal de unas 17 ha centrado en el kiwi y en la agricultura ecológica

En el encuentro, Inés Santé señaló que técnicos de la Consellería de Medio Rural se desplazarán a la parroquia de Navallos para estudiar la viabilidad del proyecto

De llevarse a cabo, se trataría de los primeros polígonos agroforestales de iniciativa privada promovidos al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia

Santiago de Compostela, 15 de septiembre de 2021.- La Xunta y el Ayuntamiento de Ribeira de Piquín evalúan la implantación en la parroquia de Navallos de un polígono agroforestal que se centraría en la producción de kiwi y de diferentes cultivos de agricultura ecológica, dado el potencial actual de estas producciones en el mercado. Así, la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé, le confirmó al regidor de esta localidad lucense, Roberto Fernández, que técnicos de la Consellería de Medio Rural se desplazarán a la zona para estudiar la viabilidad del proyecto.
Según los contactos ya mantenidos con titulares de los terrenos implicados, esta figura de puesta en valor abarcaría en la referida parroquia una extensión de unas 17 hectáreas distribuidas en 300 parcelas. Concebido por el Ayuntamiento para ser gestionado por la Fundación municipal Terreno, se trataría -de llevarse a cabo- de uno de los primeros polígonos agroforestales de iniciativa privada promovidos al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia.
En la reunión mantenida esta mañana con el alcalde de Ribeira de Piquín, la directora general recordó que los polígonos son uno de los principales instrumentos contemplados en la nueva norma para recuperar, en este caso, grandes superficies de tierra. Añadió que, junto con las aldeas modelo o con las agrupaciones de gestión conjunta, son herramientas concebidas para crear nueva actividad económica en el rural, contribuyendo a la generación de riqueza y a la fijación de población, al tiempo que se avanza en la anticipación a los incendios forestales, al ejercer esta actividad de cortafuegos natural frente a la lumbre.