Noticia

Compartir
La Xunta ponen en valor en Lleida las más de 9.300 hectáreas que están siendo movilizadas a través de la ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia

La Xunta ponen en valor en Lleida las más de 9.300 hectáreas que están siendo movilizadas a través de la ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia

Inés Santé puso en valor los 21 polígonos de iniciativa pública y las 21 aldeas modelo existentes en Galicia a día de hoy, mediante los cuáles se están beneficiando más de 9.600 propietarios de más de 35.000 parcelas


Destacó que la Xunta trabaja en la puesta en marcha del Banco de Explotaciones, que pretende favorecer al cambio generacional en el campo gallego y así darle continuidad a las explotaciones existentes


Incidió en la importancia de identificar y ordenar los usos de la tierra y destacó la creación de un Catálogo de suelos agropecuarios y forestales, que tratará de hacer una planificación integral contemplando los usos agrícolas, ganaderos y forestales
 

Lleida, 28 de septiembre de 2022  La directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé, participó en el V Congreso Nacional de Ingenieros Agrónomos, celebrado en Lleida, donde puso en valor las más de 9.300 hectáreas que están siendo movilizadas a través de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia en su primer año de vigencia.  

 

Así, la directora general explicó que esta norma -que entró en vigor en mayo del año pasado- nació con el propósito de poner a producir las tierras ahora abandonadas e infrautilizadas y aportarle la base territorial suficiente la aquellas explotaciones existentes que la precisan, de una manera totalmente transparente y con total seguridad jurídica en cada uno de los procesos.

 

En este sentido, Inés Santé destacó la buena acogida que tuvieron los diversos instrumentos de movilización de tierras, tales como las aldeas modelo y los polígonos agroforestales, con los que se consigue recuperar grandes espacios productivos según el tipo de cultivo más apropiado o de mayor tradición en cada zona. Además, insistió, en que se dinamiza el territorio y se genera actividad económica, al tiempo que se avanza en la anticipación a los incendios forestales.  

 

Así, la directora general puso en valor los 21 polígonos de iniciativa pública existentes en Galicia a día de hoy, de los cuales 10 están ya iniciados y 11 se encuentran en fase de actuaciones previas. Un montante que supone la movilización de 8.788 hectáreas de territorio. A esto, se suman otras 21 aldeas modelo aprobadas, que suponen la movilización de otras 574 hectáreas. Entre ambos instrumentos de recuperación, matizó la directora general, se está beneficiando la más de 9.600 propietarios de más de 35.000 parcelas.

 

Una cuestión, precisó Santé, que tiene mucho peso se tenemos en cuenta a estructura compleja de la propiedad en Galicia. Así, recordó que en nuestra comunidad hay más de 11 millones de parcelas propiedad de 1,6 millones de titulares individuales y cuya superficie media oscila los 2.500 metros cuadrados. Ante eso, destacó, es preciso impulsar herramientas que pongan a producir áreas de tierra agraria abandonada o infrautilizada y con buena capacidad productiva, por iniciativa de la administración o de particulares. Precisamente, ese es el fin principal de los polígonos agroforestales, que se complementan también con las aldeas modelo y las actuaciones de gestión conjunta.

 

Continuidad de las explotaciones

Durante su presentación, Inés Santé destacó que la ley promueve también la continuidad de las explotaciones y la buena gestión de las tierras que las conforman. En este sentido, indicó que a través del Banco de Terras de Galicia se está fomentando el acceso a la tierra para toda aquella persona que desee dedicarse a la actividad agroforestal. Además, la Xunta también trabaja en la puesta en marcha del Banco de Explotaciones, que pretende favorecer la remuda generacional en el campo gallego.

 

Así, el Banco de Explotaciones será un instrumento público de mediación con la finalidad de facilitar la puesta en contacto entre titulares de explotaciones que, voluntaria o forzosamente, abandonan la actividad, y personas interesadas en su incorporación, con el objetivo de garantizar la continuidad de las explotaciones y así luchar contra su desmantelamiento y el abandono de las tierras que las conforman.

 

Entre sus funciones, el Banco se encargará de elaborar y publicar un listado actualizado de las explotaciones susceptibles de mediación, así como de facilitar la labor de mediación, poniendo a la disposición de las personas interesadas la información vinculada a las explotaciones incluidas. El objetivo es que esa información sea de utilidad en la consecución de negocios de cesión o arrendamiento entre las personas titulares y las interesadas.

 

Catálogo de suelos agropecuarios y forestales

Por último, la directora general también incidió en que, a través de la Ley de recuperación, se está trabajando en la creación de un Mapa de usos agroforestales, que reflejará el empleo de las tierras y servirá de base para planificar las actuaciones de las administraciones públicas en la materia. En relación con la identificación y con la ordenación de usos, también se prevé la creación de un Catálogo de suelos agropecuarios y forestales, que tratará de hacer una planificación integral contemplando los usos agrícolas, ganaderos y forestales.

 

De esta forma, destacó Santé, se clasificará la totalidad de los terrenos en agropecuarios o forestales, analizando los factores que condicionan la aptitud de la tierra y dejando claro los usos permitidos, prohibidos y autorizables en cada caso.