Medio Rural
  • Noticia
 

La Xunta destaca el interés mostrado por 21 núcleos de población de toda Galicia para convertirse en aldeas modelo frente a los fuegos forestales

José González explicó que con la iniciativa de las aldeas modelo se fomenta la creación de actividad agroganadera cerca de las viviendas para evitar tener que desarrollar estos trabajos cada año y se forma así un cortafuegos natural frente los incendios

Recordó que en estos días se puso en evidencia la eficacia de una adecuada gestión de la biomasa para prevenir los fuegos y defender las aldeas, algo que también trasladaron algunos representantes municipales al pie de los incendios

Agradeció de nuevo la labor y la eficacia de los profesionales que luchan contra el fuego e indicó que Medio Rural compatibiliza los trabajos de vigilancia y extinción con la prevención, a través de iniciativas como este convenio de protección de las aldeas

Cenlle (Ourense), 9 de septiembre de 2019.- Un total de 21 núcleos de población de toda Galicia, que corresponden a una veintena de ayuntamientos, mostraron ya su interés por convertirse en aldeas modelo frente los incendios forestales. Así lo destacó hoy el conselleiro del Medio Rural, José González, durante su visita al núcleo de Osmo, en el municipio ourensano de Cenlle, a donde se desplazó para supervisar los trabajos de limpieza de biomasa que se están llevando a cabo en el marco del convenio de protección de las aldeas. El conselleiro estuvo acompañado en esta visita por el director general de Defensa del Monte, Tomás Fernández-Couto, y por el alcalde de Cenlle, Gabriel Alén.

En este acto, José González destacó que Osmo fue declarada como la primera aldea modelo de Galicia, por lo que felicitó a sus vecinos y al alcalde por tomar esta iniciativa que, dijo, es un ejemplo para toda nuestra comunidad. El titular de Medio Rural explicó que, una vez hecha la tramitación previa y conseguida la autorización de todos los propietarios, empiezan ahora las labores de limpieza. En concreto, en esta aldea se limpiarán alrededor de 30 hectáreas para proteger a los vecinos de un posible fuego forestal y se hará por última vez, ya que el objetivo es crear actividad agroganadera para evitar tener que desarrollar estos trabajos cada año, de forma que se cree un cortafuegos natural frente los incendios.

Asimismo, el conselleiro destacó que Cenlle es uno de los 226 ayuntamientos ya adheridos al convenio y señaló también que cualquiera de los municipios incorporados puede hacer la solicitud de crear aldeas modelo. En ellas, la Xunta hará la limpieza si hay acuerdo entre los propietarios de los terrenos y agricultores y ganaderos para la puesta en producción de las tierras, mediante cultivos de huerta, cereal, pastos, frutales, castaños, olivos, etc. Además, el conselleiro puso en valor que en la provincia ourensana ya están adheridos al convenio más del 80% de los ayuntamientos (hasta 78 municipios).

Precisamente, José González indicó que Medio Rural compatibiliza esta labor de prevención “para hacer más resilientes las aldeas frente el fuego” con los trabajos de vigilancia y extinción. En este sentido, felicitó a los profesionales que luchan contra los incendios y agradeció su esfuerzo y eficacia, especialmente en los últimos días, en los que se registró una elevada actividad incendiaria coincidiendo con unas condiciones meteorológicas muy adversas, con fuerte viento del noreste. En esta misma línea, recordó que en estos días se puso en evidencia la eficacia de una adecuada gestión de la biomasa para prevenir los fuegos y defender las aldeas, algo que también trasladaron algunos representantes municipales al pie de los incendios.

Compromiso de la Xunta

José González recordó el compromiso de la Xunta, adquirido a través de este convenio, de que todos los terrenos incluidos en franjas secundarias de parroquias priorizadas estén limpios este año. Esto significaría, explicó, que en aquellas parcelas en las que los propietarios no se hayan adherido al convenio o cumplido con su deber de limpiar sus predios, Medio Rural entrará a trabajar de manera subsidiaria. Por lo tanto, remarcó, la Xunta va a limpiar las 4.500 hectáreas comprometidas pertenecientes a las franjas secundarias de las 70 parroquias priorizadas de 35 ayuntamientos.

En este sentido, el conselleiro señaló además que ya se comenzó con las notificaciones en las parroquias priorizadas destinadas a aquellos particulares que no cumplieron con sus deberes ni se adhirieron al convenio. Se empezó en aquellos ayuntamientos que ya disponen del plan municipal de prevención y extinción y del visor, que les permite a los gobiernos locales conocer las parcelas que componen las franjas secundarias de su municipio, así como sus titulares catastrales. Además, dijo que los 97 ayuntamientos que ya cuentan con el plan municipal de prevención disponen también de la aplicación informática “Xesbío”, para gestionar los incumplimientos y notificaciones vinculados a la gestión de biomasa forestal en el entorno de las viviendas.

Finalmente, el conselleiro insistió en que el objetivo que se persigue es que, en caso de fuego, los bienes y los propios vecinos estén protegidos. En este sentido advirtió que se percibe un cambio de actitud, ya que los particulares están más implicados porque saben de la importancia de que sus parcelas estén limpias.

El fin último de todas estas actuaciones, según trasladó José González, es fomentar una idónea ordenación del territorio, para reforzar su defensa frente los incendios y, al tiempo, crear también en él actividad agroganadera y darle así valor añadido “para fijar población y construir así el rural del futuro”.


Galería de imágenes


© Copyright. Consellería do Medio Rural. Xunta de Galicia. Todos los derechos reservados. Aviso Legal    Le atendemos
RSS