Fomento da multifuncionalidade do monte

Compartir

La Dirección general de Planificación y Ordenación Forestal está gestionando un conjunto de órdenes de ayuda para el fomento forestal, la gestión forestal sostenible, la prevención contra incendios forestales y otras catástrofes, la recuperación del potencial forestal dañado, o la puesta en valor de los servicios ecosistémicos de los montes.

Ordenación y gestión forestal sostenible (GFS)

Desde el año 2018 la Consellería de Medio Rural está publicando convocatorias de ayudas públicas para fomentar la ordenación y gestión forestal sostenible del monte.

Convocatoria años 2018/2019. Concesión ayuda.

Convocatoria años 2020/2021. Concesión ayuda.

Estos instrumentos de ordenación promueven los servicios ecosistémicos, tales como el secuestro de carbono, la protección de los suelos, del agua, el mantenimiento de la biodiversidad o la preservación de la calidad paisajística. Al mismo tiempo ahondan en la puesta en valor y multifuncionalidad de todos los recursos forestales que proveen los montes; madera, biomasa, resina, setas, pastos o corcho, así como la creación de las infraestructuras verdes y la ejecución de las actuaciones necesarias para la prevención contra los incendios forestales.

El fin último de estas ayudas es la consolidación de la propiedad forestal mediante una gestión sostenible demostrada, toda vez que dichas ayudas (convocatoria 2020/2021) están vinculadas a un compromiso de los beneficiarios de ejecutar un plan de actuaciones y obtener un sello de un sistema de certificación forestal reconocido internacionalmente (PEFC o FSC) que tras una auditoría previa, asegure que esa gestión forestal cumple con los estándares de sostenibilidad que exigen las políticas de neutralidad climática y transición verde.

Como se puede ver en la gráfica los datos de las convocatorias están aumentando en superficie e inversión, en la primera de las convocatorias (año 2018) se concedieron ayudas a 157 expedientes que sumaban 127.729 hectáreas de ordenación con una ayuda de inversión de 3.211.807,02 €. En cambio, en la convocatoria de 2020, se concedieron ayudas a 67 beneficiarios para un total de 196.241,00 hectáreas a ordenar/gestionar con una subvención total de 4.392.323,22 €.

Creación de superficies forestales

Estas convocatorias de ayudas públicas tienen por objeto la creación de superficies forestales en tierras no agrícolas. E incluyen, entre otras, la posibilidad de solicitar subvenciones en superficies ocupadas por eucalipto (Eucalyptus sp.) con diámetro normal medio inferior a 10 cm, o superficies ocupadas por acacia negra (Acacia melanoxylon), mimosa (Acacia dealbata) y/o falsa acacia (Robinia pseudoacacia), a fin de incentivar cambios de especies hacia masas de frondosas caducifolias o coníferas.

Los datos de concesión de las ayudas convocadas en los años 2018 a 2021, se pueden consultar en los informes adjuntos:

Convocatoria años 2018/2019: Informe ejecutivo de concesión

Convocatoria años 2019/2020: Informe ejecutivo de concesión

Convocatoria años 2020/2021: Informe ejecutivo de concesión

Convocatoria años 2021/2022: Informe ejecutivo de concesión

Como se puede observar los valores en superficie y especies solicitados por especie forestal (o agrupaciones de género) muestran tendencias constantes y estables. Estos datos, mantenidos en el tiempo, aportan un significativo nivel de certidumbre para que las empresas proveedoras de material forestal de reproducción (MFR) planifiquen las campañas de producción y comercialización de planta forestal en Galicia.

De este modo, en el caso de coníferas, el pino marítimo (Pinus pinaster) y el pino silvestre (Pinus sylvestris) suponen casi el 90% de la superficie objeto de repoblación forestal, que se aproxima a las 2.000 hectáreas al año (50% cada especie), y el número de plantas sobre los 2 millones de plantas al año (1 millón respectivamente para cada especie). Se debe señalar que, en las tres últimas convocatorias de ayuda, en el caso del Pinus pinaster, es obligado que las plantas posean la categoría controlada (etiqueta azul).

Respeto a las frondosas caducifolias, las tendencias históricas se mantienen nuevamente estables, con fluctuaciones reseñables en las especies de castaño donde inicialmente las solicitudes de ayuda se centraban en Castanea sativa para acabar en las últimas convocatorias cogiendo mayor peso el castaño híbrido (resistente a enfermedad de la tinta).

De manera resumida, son las especies del género Quercus spp, mayoritariamente el roble (Quercus robur), los castaños (Castanea sativa y Castanea hybrida) y el abedul (Betula spp) las más solicitadas en los expedientes de subvención.

Selvicultura activa de masas de coníferas

La madera de pino del país lleva siendo desde el siglo XIX un recurso económico de primera importancia para Galicia, y sobre el que se asentó una importante actividad transformadora y exportadora, con el aserrado como primera transformación. Ya en la segunda mitad del siglo XX, el recurso de pino fue esencial para el desarrollo de la industria de madera bajo transformación mecánica.

Analizando el volumen de aprovechamientos de madera en Galicia con respeto al conjunto de España, Galicia contribuyó con el 44,5% del volumen estatal de madera de coníferas durante el período de 1992- 2013. En este período de estudio, el 71,1% de la madera en rollo de pino marítimo (Pinus pinaster) de España procedió de Galicia. Galicia aportó además el 34,3% de la madera de pino insigne y el 9,5% de la madera de pino silvestre (Pinus sylvestris).

Fomentar la aplicación de una silvicultura orientada al producto, que optimice la rentabilidad final de la madera, mediante el desarrollo técnicas específicas a seguir en las labores de podas y claras acordes con las características y estado forestal de cada masa, con el fin último de obtener productos finales de suficiente calidad tecnológica. Las medidas deben alinearse con las del fomento del uso de la madera de pino, es un objetivo programático de la cadena monte industria de Galicia.

En un proceso de descarbonización, nuevos ecomateriales, como los productos de madera masiva (CLT, LVL) que vendrán a sustituir materiales con una mayor huella de carbono (acero, hormigón), tendrán una significativa demanda, ofreciendo una oportunidad que la cadena debe abordar de una forma eficaz y ágil si se quiere situar con una ventaja estratégica de mercado. Asegurar un suministro continuado e incremental exige establecer y difundir un modelo silvícola específico para este tipo de ecomateriales, toda vez que sus requerimientos tecnológicos solo se pueden satisfacer en origen a través de una silvicultura propia.

De este modo, la Consellería de Medio Rural, a través de la dirección con competencias en materia de montes, está, desde hace muchos años, a publicar ayudas dirigidas a este fin. Estas fueron las convocatorias de ayudas públicas en materia de silvicultura activa de masas de coníferas, así como los datos de concesión en el período 2018-2020:

Convocatoria años 2018/2019. Concesión ayuda.

Convocatoria anos 2019/2020. Concesión ayuda.

Convocatoria anos 2020/2021. Concesión ayuda.

Estas ayudas están cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) en el marco del Programa de desarrollo rural (PDR) de Galicia 2014-2020 y tienen dos líneas, la primera de las líneas se dirige al fomento de tratamientos silvícolas, es decir, prácticas preventivas, de carácter local y la pequeña escala, que permitan crear discontinuidades verticales y horizontales de la cubierta vegetal y el control selectivo de combustible para prevenir incendios, como son:

  • Clareos (primera clara no comercial) en masas estables de coníferas y la trituración, picado o extracción de los restos para su aprovechamiento como biomasa.
  • Rozas y podas en masas de coníferas, dirigidas a la creación de discontinuidades tanto horizontales como verticales en masas de coníferas.

Si tomamos en consideración los datos de los tres últimos años (período 2018-2020), podemos observar que la mayor parte de la inversión fue destinada a comunidades de montes vecinales en mano común en la provincia de Ourense con el objeto de realizar actuaciones de podas bajas en masas de coníferas (principalmente P. pinaster y P. sylvestris).

Valorización de las masas de frondosas

Las especies frondosas caducifolias de alto valor, como son el castaño, roble, nogal, cerezo, arce, fresno o chopo, son las formaciones boscosas más representativas de Galicia abarcando más de 413 mil hectáreas segundo los datos registrados en el 4ª Inventario Forestal Nacional (IFN4) para Galicia (2008-2010).

Estos ecosistemas favorecen la diversidad de la vida silvestre y de la fauna cinegética, especialmente en paisajes de mosaico. Al mismo tiempo la composición química foliar, con un elevado grado de humedad, así como su situación por motivos de calidad de estación (vaguadas, partes bajas de las laderas) presentan una mayor humedad y profundidad edáfica, factores que influyen en la capacidad de ignición y propagación en la lucha contra incendios forestales.

Los montes de este tipo de formaciones son muy diversos en su origen y composición, y su principal beneficio económico se dirigió tradicionalmente a la obtención de leñas, conformando unos fustes desmochados, debido a la reiteración de podas. Árboles que de forma natural poseían características relacionadas con la producción de madera de alto valor se aprovecharon intensamente, incluso en siglos pasados, se favorecieron fenotipos con destinos ahora en desuso (construcción de barcos) lo que supuso, con el tiempo, una degradación genética importante.

Ayudar a los silvicultores/as gallegos/as a conocer los itinerarios o modelos de actuaciones técnicas necesarias en el manejo de estas masas a fin de obtener productos de madera de alto valor, especialmente en aquellas zonas forestales donde ya de por sí se producen episodios de regeneración natural de frondosas constituye el objeto principal de la Consellería de Medio Rural, que, desde hace muchos años, está publicando ayudas dirigidas a este fin. Estas fueron las convocatorias de ayudas públicas en materia de valorización de masas de frondosas caducifolias mediante tratamientos silvícolas o por la regeneración y/o mejora de sotos de castaño, así como los datos de concesión en el período 2018-2020:

Convocatoria años 2018/2019. Concesión ayuda.

Convocatoria años 2019/2020. Concesión ayuda.

Convocatoria años 2020/2021. Concesión ayuda.

Estas ayudas están cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) en el marco del Programa de desarrollo rural (PDR) de Galicia 2014-2020 y tienen dos líneas, la segunda de las líneas se dirige al fomento de tratamientos silvícolas (clareos, podas, tallas de formación, desbroces, etc.) en masas de frondosas caducifolias, alcornoques y encinas. También se incluyen plantaciones puntuales de determinados árboles, directamente vinculadas al incremento de los valores ecológicos de los bosques que no tengan carácter productivo, como son la regeneración y/o mejora de los sotos de castaños.

Si tomamos en consideración los datos de los tres últimos años (período 2018-2020), podemos observar que la mayor parte de la inversión fue destinado a comunidades de montes vecinales en mano común en la provincia de Ourense con el objeto de realizar actuaciones de tratamientos silvícolas (clareos, podas, tallas de formación, desbroces, etc.) en masas de frondosas caducifolias.

Buena gobernanza de comunidades de montes vecinales

El DOG número 26 de 9 de febrero de 2021, publicó las primeras ayudas para impulsar la buena gobernanza en las Comunidades de Montes Vecinales en mano común (CMVMC), que tienen por objetivo profesionalizar su gestión y sufragar los costes para la consolidación de estas propiedades colectivas. Es necesario destacar que estos terrenos ocupan más de 660.000 hectáreas en Galicia que representan más del 25% de la superficie forestal, de ahí la importancia de convocar estas ayudas.

Esta convocatoria pionera con carácter bianual, subvenciona cuatro tipos de actuaciones. Primeramente, se impulsa el apoyo profesionalizado a la gestión forestal, con ayudas a la gestión administrativa y técnica para el desarrollo de los instrumentos de ordenación o gestión forestal (IOGF) aprobados. También se podrá sufragar la certificación forestal del monte o el seguimiento de las actuaciones relacionadas, como la obtención de permisos administrativos, redacción de proyectos, memorias o informes, tramitación de ayudas públicas o direcciones de obra.

El segundo grupo de actuaciones contempla aportaciones para la revisión de los croquis que recogen los límites de los montes vecinales, ya que una buena parte de ellos presentan inexactitudes o errores cartográficos. En cuanto al tercero y al cuarto tipo de acciones subvencionables, están relacionadas con los deslindes parciales entre CMVMC en el primero caso, y con los deslindes parciales entre las comunidades de montes vecinales y propiedades particulares en el segundo.

Respeto a los objetivos de la convocatoria, la dirección general con competencias en materia de montes de la Consellería del Medio Rural persigue la puesta en valor de los montes vecinales en mano común para contribuir a la fijación de población en el rural, así como la multifuncionalidad de estos terrenos y el desarrollo sostenible de los recursos mediante instrumentos de ordenación o gestión forestal. En esa línea, se busca además incrementar el número de montes con certificación forestal bajo el sistema PEFC o el FSC, contribuir a la lucha contra lo cambio climático mediante una gestión idónea que fije mejor el carbono y reduzca las emisiones a la atmósfera y, por último, promocionar las frondosas autóctonas, ya que los montes con este tipo de masas inscritas o en proceso de inscripción tendrán prioridad para acceder a las ayudas.